Plaza Nueva

  • Diario Digital | Lunes, 17 de Junio de 2019
  • Actualizado 23:42

NAVARRA

Concluyen con éxito los talleres de hábitos saludables, organizados por Uvesa y Gourmetfood

“La cantidad de azúcar en los alimentos” y “El mundo de lo diminuto” han llegado a 1.237 menores de la región.

Los paneles de ambos talleres han quedado fijados en cada comedor para que los tengan presentes y formen parte de la decoración del centro
Los paneles de ambos talleres han quedado fijados en cada comedor para que los tengan presentes y formen parte de la decoración del centro
Concluyen con éxito los talleres de hábitos saludables, organizados por Uvesa y Gourmetfood

Los talleres educativos La cantidad de azúcar en los alimentos -desarrollado en el primer cuatrimestre- y El Mundo de lo Diminuto -del segundo cuatrimestre- han concluido con gran éxito tras visitar 22 colegios de diferentes localidades de Navarra y transmitir hábitos de vida saludable a un total de 1.237 estudiantes de Infantil y Primaria.

Grupo UVESA comenzó en 2017 una colaboración con la empresa de catering Gourmetfood para el desarrollo de proyectos educativos dirigidos a escolares de Navarra. Este, es por tanto, el tercer año en el que, a través de la ciencia y mediante actividades lúdicas, se ha enseñado a los pequeños la cantidad de azúcar que consumen sin saberlo, lo que no pueden ver del mundo de las bacterias y la importancia de lavarse bien las manos varias veces al día para evitar enfermedades.

Durante el horario de las comidas y bajo la tutela de los monitores del centro y de dos pedagogas de Gourmetfood, los alumnos han utilizado básculas y microscopios, han realizado experimentos y han recibido instrucciones para lavarse las manos correctamente. Los paneles de ambos talleres han quedado fijados en cada comedor para que los tengan presentes y formen parte de la decoración del centro.

“Concienciamos a los niños de lo importante que es lavarse bien las manos varias veces al día y sobre todo antes de cada comida. Utilizamos el microscopio para comprobar si lo han hecho bien de una forma divertida y eso les sirve para tomar conciencia. El experimento del pan de molde consiste en que la rebanada pasa por las manos de todos ellos, después se coloca en el panel y se queda en el comedor. Así, los niños ven la evolución del pan y, según sus monitoras, lo primero que hacen al entrar es comprobar cómo va cambiando de color”, explica una de las pedagogas del equipo de Gourmetfood.