Plaza Nueva

  • Diario Digital | sábado, 19 de octubre de 2019
  • Actualizado 17:32

RIBERA

La Ciudad Agroalimentaria de Tudela obtiene beneficios por primera vez desde su puesta en marcha hace una década

La Ciudad Agroalimentaria de Tudela (CAT) cerró la cuenta de resultados de 2017 con números positivos de 144.490 €, una cifra que supone la obtención de beneficios por primera vez desde que el parque empresarial comenzase su andadura hace una década.

La Ciudad Agroalimentaria de Tudela obtiene beneficios por primera vez
La Ciudad Agroalimentaria de Tudela obtiene beneficios por primera vez
La Ciudad Agroalimentaria de Tudela obtiene beneficios por primera vez desde su puesta en marcha hace una década

Aierdi ha comparecido este jueves en rueda de prensa para detallar los resultados económicos de la CAT en el año 2017 y explicar la ampliación de naves y servicios que se llevará a cabo este año, acompañado de la consejera de Desarrollo Rural, Isabel Elizalde, el concejal de Urbanismo del Ayuntamiento de Tudela, Daniel López, y los consejeros de la CAT Adalberto Ríos y Bernardo Ciriza. 

Tanto Aierdi como Elizalde han destacado que los buenos resultados del parque empresarial se han debido al "trabajo en equipo" llevado a cabo por el Consejo de Administración y los técnicos de la CAT.  "La modernización en la cadena de valor y los servicios que ofrece esta infraestructura, en paralelo con el proceso de transformación que está viviendo la industria agroalimentaria y la complicidad que hemos establecido con el tejido productivo son factores que explican el despegue que está viviendo este parque", ha señalado Elizalde. 

La consejera también ha destacado "el cambio de modelo de gestión en la CAT", basado en "inversiones productivas y cuentas consolidadas frente a las grandes expansiones urbanísticas de años anteriores", como un elemento que ha convertido al parque en "palanca para el relanzamiento de la agroindustria en la Ribera". 

En lo que respecta a los números de 2017, Aierdi ha subrayado el hecho de que se hayan alcanzado "números negros por primera vez", con una reducción gradual de las pérdidas del parque empresarial que en 2013 eran de 3,1 millones de euros y en las cuentas de 2016 de 1,2 millones. 

El director gerente de la CAT ha remarcado también la amortización total de la deuda, que en el año 2013 ascendía a 53 millones de euros. Aierdi ha recordado que esa amortización se ha sustentado en los buenos resultados económicos de la CAT pero también en la aportación de 19,4 millones del Gobierno de Navarra a través de la Corporación Pública Empresarial de Navarra (CPEN). 

Otro de los datos positivos que ha presentado el gerente de la CAT ha sido el EBITDA (beneficio bruto), que en 2017 ha alcanzado los 2,3 millones de euros cuando en 2015 llegaba a 0,2 millones. "Estas cifras se deben al incremento de la actividad empresarial, con aumentos en el último año como el del 229,6% en el apartado de venta de parcelas, del 26% en el alquiler de naves o del 16% en la venta de servicios energéticos", ha destacado Aierdi. 

Con respecto a la implantación de empresas, la CAT cuenta en la actualidad con cerca de 50 empresas instaladas, 17 en naves de alquiler que suponen una ocupación del 100%, 15 en el suelo industrial del poligono que se traducen en un 38% de superficie ocupada y una veintena en el Centro de Negocios. 

Todas estas empresas generan, según ha detallado la consejera Elizalde, alrededor de 400 empleos directos. 

Como ha destacado el gerente de la CAT, este año se ha proyectado la ampliación de naves, con la construcción de 5 nuevos módulos que atenderán las demandas de nuevas implantaciones. Con la ampliación se generará una superficie total de 2.500 metros cuadrados. 

La inversión prevista para este incremento es de 1,2 millones de euros, a los que se añadirán 500.000 euros destinados a la mejora de infraestructuras y eficiencia energética y otros 200.000 euros en otros acondicionamientos y obras. 

A estos números hay que añadir los 600.000 euros ya invertidos en la renovación de la torre de refrigeración y la contratación del nuevo grupo electrógeno, como ha detallado Aierdi. 

El gerente de la CAT, quien ha avanzado que las obras de las nuevas naves podrían comenzar antes de final de 2018, ha asegurado que con estas inversiones se abre un "espacio para seguir sumando" y para mantener a la CAT como un parque empresarial con infraestructuras y servicios "altamente competitivos".

La Ciudad Agroalimentaria de Tudela obtiene beneficios por primera vez