• Diario Digital | Miércoles, 22 de Noviembre de 2017
  • Actualizado 03:09

CADREITA

70 profesionales asisten en Cadreita a la presentación de ensayos de cultivos hortícolas de verano

Se analizaron resultados en tomate, calabacín, pimiento, berenjena, así como minimización de residuos biosanitarios.

El grupo participante a la jornada observan una parcela de calabacín
El grupo participante a la jornada observan una parcela de calabacín
70 profesionales asisten en Cadreita a la presentación de ensayos de cultivos hortícolas de verano

70 profesionales del sector hortícola asistieron la pasada semana a la presentación de ensayos de cultivos hortícolas de verano. En esta jornada, que tuvo lugar en la finca experimental de Cadreita de la empresa pública del Gobierno de Navarra INTIA(Instituto Navarro de Tecnologías e Infraestructuras Agrarias), se analizaron resultados en tomate, calabacín, pimiento, berenjena, así como la manera de minimizar residuos biosanitarios. 

Concretamente, en tomate se presentaron 30 variedades, repartidas en 120 microparcelas, con los diferentes usos a los que va dirigido, desde los tomates todo carne, cuyo cultivo va aumentado en Navarra (sobre todo para congelado, pero también para pelado y entero), a otras variedades (incluidas por su alto valor en licopeno). En este sentido, personal técnico de INTIA destacó que la industria demanda variedades de gran color y consistencia. 

Además, se resaltó que en esta finca de Cadreita se han ensayado 14 variantes de calabacín,cuyo destino es sobre todo el congelado. En este caso, el interés es encontrar aquellas variedades que sean más resistentes al hongo que más daño hace en el cultivo, el odio. En concreto, se presentó un ensayo dirigido a controlar este hongo con fungicida estándar, comparándolo con el realizado con productos fitosanitarios que no dejan residuos en el cultivo, y que han proporcionado mejores resultados que con el estándar. 

También en calabacín se presentó un ensayo de minimización de residuos de insecticidas contra las plagas. Así, se expuso que uno de los problemas son las orugas, que penetran a primera hora de la mañana en la flor cuando se abre y producen daños que luego pasan desapercibidos. El ensayo realizado analiza las diferencias entre productos para combatirlas, sobre todo los más sostenibles con el medio ambiente, como las bandas floridas que ayudan a atraer a los insectos depredadores. 

Por otro lado, también se pudieron ver ensayos de berenjena, cultivo que se mantiene en Navarra con una superficie de unas 123 hectáreas. El personal técnico de INTIA explicó las diferencias entre las 17 variedades ensayadas, así como las más demandadas por la industria. 

En cuanto al pimiento, se destacó el aumento de la demanda del pimiento tipo carne gruesa para industria, con el consiguiente aumento de la superficie destinada a su cultivo en la Comunidad Foral. 

Por último, se analizaron las experiencias realizadas en acolchados (plásticos colocados en el suelo) biodegradables y los nuevos productos que están interesando, como la utilización de diferentes colores del plástico (ya cada color atrae de manera diferente la luz y el calor), y las nuevas variedades de papel acolchado con mayor elasticidad. 

 

Proyecto europeo sobre fertirrigación 

La jornada también acogió una ponencia del proyecto Fertinnowa, en la que se expusieron los primeros resultados de una encuesta realizada a 400 productoras y productores de hortícolas de toda Europa sobre las necesidades tecnológicas en fertirrigación. 

En este contexto, se presentó la base de datos tecnológica Fertinnowa, que ofrece información sobre los cinco temas principales del proyecto: fuentes de agua y su disponibilidad, mejora de la calidad del agua de riego, equipos de riego-fertirrigación, manejo de riego-fertirrigación y limitación del impacto ambiental.