Plaza Nueva

  • Diario Digital | jueves, 22 de agosto de 2019
  • Actualizado 10:50

TUDELA

Una iluminación “compartida”

Una iluminación “compartida”

La calle Herrerías ha sido la elegida este año para acoger la popular cuenta atrás que precede al encendido del alumbrado navideño. Un acto que llenará de luz y color las calles de Tudela a partir del día 10 de diciembre gracias a los 140 motivos que adornarán, hasta el próximo 6 de enero, las calles de la capital ribera. Y es que, aunque hace varios años que el Ayuntamiento tudelano comenzó a apostar por el ahorro energético, no será hasta estas Navidades cuando la ciudad cuente con una decoración lumínica cien por cien de bajo consumo. “Nos hemos visto obligados a retirar toda la iluminación antigua al no permitir la normativa actual las bombillas incandescentes”, explica Maribel Echave, edil de Promoción e Innovación en el Ayuntamiento tudelano, al tiempo que comenta que a esta prohibición, “se suma el hecho de que comprar repuestos para los adornos que estaban estropeados resultaba imposible”.

Este hecho, sumado a la imposibilidad de ampliar la partida presupuestaria destinada a la iluminación navideño, llevó al Consistorio tudelano a pedir colaboración a los comercios para completar la decoración navideña de aquellas zonas que, con la aplicación de esta nueva normativa, se iban a quedar sin adornar y tener una presencia destacada en estas fechas.

A esta llamada han respondido un total de 68 comercios, que se harán cargo del alquiler de los 21 nuevos motivos que lucirán en las calles San Marcial, Barrio Verde, Capuchinos, Concarera, plaza Sancho el Fuerte y Mercadal. Por contra, otras zonas como la plaza de San Jaime y la calle Carnicerías se quedarán sin iluminar al no mostrar interés en colaborar en la iniciativa ninguno de sus comercios. “El pago ha sido totalmente voluntario y a él se han sumado el 80% de los comercios ubicados en esas calles”, comenta la edil. Para ello han realizado aportaciones que oscilan entre 20 y 40 euros, cuantía que varía en función del número de motivos con que cuenta la calle así como de los comercios participantes. En total, la colaboración de los establecimientos tudelanos asciende a 2.595 euros, mientras que el Ayuntamiento aportará 15.600 euros, a los que se sumará el consumo eléctrico, así como el montaje y desmontaje de la decoración.

Los comerciantes opinan

En lo que respecta al ahorro energético, desde el Ayuntamiento estiman un descenso del 50% respecto al año pasado (un coste aproximado de 1.540 euros). Junto a la eliminación de las bombillas incandescentes, a él contribuyen las 35 horas menos de encendido que habrá este año con respecto a 2009 (en total serán 115 horas de encendido: de 18 a 24 horas los sábados; de 18 a 2 de la madrugada en Nochebuena, Nochevieja y Reyes; y de 18 a 21 horas el resto de días).