• Diario Digital | Jueves, 17 de Agosto de 2017
  • Actualizado 21:21

TARAZONA

Tarazona refuerza la difusión y visibilización del Camino Jacobeo Castellano-Aragonés

Instala nueva señalización en sus calles y edita dípticos informativos ara contribuir a un mayor conocimiento de esta ruta que une Gallur y Burgos.

La concejala de Turismo, Waldesca Navarro
La concejala de Turismo, Waldesca Navarro
Tarazona refuerza la difusión y visibilización del Camino Jacobeo Castellano-Aragonés

Promocionar el Camino Jacobeo Castellano-Aragonés como ruta alternativa para los peregrinos. Con ese objetivo el Ayuntamiento de Tarazona ha realizado varias acciones para dar visibilidad al tramo de esta ruta que pasa por la localidad, conectando Gallur con tierras sorianas.

Desde ahora, el caminante que pase por Tarazona podrá reconocer su trayecto siguiendo las conchas típicas del Camino de Santo que se han instalado en doce puntos del tramo que discurre por la ciudad y al que se accede desde El Buste. 

Tal y como ha destacado la concejala de Turismo, Waldesca Navarro, “hemos apostado por mejorar y dignificar la señalización para promocionar y hacer visible esta ruta jacobea que tiene un gran interés natural, artístico y cultural y donde el tránsito de peregrinos es creciente”. 

Además, desde el Ayuntamiento de Tarazona se han editado dípticos informativos para contribuir a su promoción y difusión. Estas acciones se han llevado a cabo con el asesoramiento de las asociaciones de amigos del Camino de Santiago de Zaragoza y Soria.

 

Camino Jacobeo Castellano-Aragonés 

Tarazona es el punto de partida de la 3ª etapa. La entrada se hace por la carretera de Cunchillos hasta la plaza de San Francisco, el paseo de la Constitución, la calle Marrodán hasta llegar a la plaza de España. La ruta transcurre por la calle Rúa Alta de Bécquer, la plaza de la Cárcel Vieja, la calle de San Atilano, la plaza del Puerto, plaza de San Miguel hasta la calle Bendición, desde donde gira hasta el Cementerio para dirigirse a Los Fayos.  En total son 24 kilómetros de recorrido con meta en Ágreda. 

El Camino Jacobeo Castellano-Aragonés, que tanta importancia histórica tuvo en el Caminar hacia Santiago, es hoy, de nuevo, una alternativa perfectamente válida al camino del Ebro para conducir a los peregrinos al encuentro del Camino Francés atravesando las provincias de Zaragoza, Soria y Burgos. 

Los casi 300 kilómetros que separan Gallur de Burgos están divididos en catorce etapas peregrinas. Las tres primeras discurren por tierras aragonesas y las once restantes por tierras castellanas.

Esta ruta destaca por su gran atractivo natural y artístico y se adentra por estos paisajes siempre amparados por montes legendarios, el Moncayo, Cebollera, Picos de Urbión y La Demanda.