• Diario Digital | Viernes, 24 de Noviembre de 2017
  • Actualizado 12:21

RIBAFORADA

Ribaforada aprovecha su superávit de 2015 y 2016: dos obras de pavimentación y amortización de deuda

El consistorio acometerá dos trabajos pendientes que son prioritarios y que quedaron fuera del Plan de Inversiones Locales.

Ribaforada aprovecha su superávit de 2015 y 2016: dos obras de pavimentación y amortización de deuda

El Ayuntamiento de Ribaforada acometerá en breve dos obras de importancia para los vecinos de la localidad. Se trata de sendos trabajos de pavimentación, en el Camino de la Venta y el vial de acceso al polígono industrial El Castellar. Ambas serán sufragadas gracias al superávit de los ejercicios de 2015 y 2016, que también servirá para amortizar deuda.

El Camino de la Venta es la principal vía de circulación agrícola de la localidad, ya que parte desde la Cooperativa Agrícola, llegando hasta la finca de la Dehesa, atravesando el Monte donde se ubican gran parte de las fincas de cultivo agrícola de Ribaforada. Se va a proceder a la reparación de los tramos en peor estado (mejora del firme y resaltado), para lo que se ha previsto un coste máximo de 97.000 euros.

El acceso al polígono y a la Avenida el Castellar, por su parte, es cada vez más usada por vecinos para entrar en la zona residencial. Se procederá a la mejora del firme de todo el tramo, con una longitud de 1,25 kilómetros mediante el reasfaltado y la señalización del mismo, para lo que se ha previsto un coste máximo de 100.000 euros.

Estos importes podrán reducirse durante el proceso de adjudicación de las obras que se harán de manera conjunta. El Ayuntamiento está en disposición de acometer estas obras que quedaron fuera del Plan de Inversiones Locales pero que ahora puede realizarse al tratarse de inversiones financieramente sostenibles, tal y como recoge la ley de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Finaciera.

Además, el superativ que se generó en 2015, y que estaba pendiente de aplicación, se destinará a la amortización de la deuda, por una cuantía de unos 100.000 euros, lo que supondrá una reducción de la carga financiera y en la amortización en los próximos presupuestos.