Plaza Nueva

  • Diario Digital | lunes, 14 de octubre de 2019
  • Actualizado 06:25

CASTEJÓN

Reclutamiento 2.0: temas a tener en cuenta

Reclutamiento 2.0: temas a tener en cuenta

Tanto si somos una empresa que busca clientes nuevos como una persona que busca empleo, tenemos que tener en cuenta que las tendencias de reclutamiento han sufrido un importante cambio debido fundamentalmente a las nuevas tecnologías y a su uso como herramienta para la selección de personal o de proveedor.

De esta manera si queremos optar a un puesto o conseguir un negocio y a su vez utilizamos las redes sociales, hemos de tener en cuenta que nuestra imagen en las mismas ha de ser trabajada de una manera especial, ya que de ello depende que la empresa reclutadora se haga una imagen positiva o no de nosotros.

Para ello y basándonos en nuestra experiencia como seleccionadoras de personal aconsejamos seguir las siguientes pautas:

• Redactar el curriculum personal o de empresa con orden, corrección en la ortografía y funciones específicas que indiquen el objetivo por el cual exponemos el  perfil, por ejemplo en la red social LinkedIn.

• Los artículos que compartimos, las fotografías y comentarios no deben tener connotaciones políticas, sexistas u ofensivas ya que nunca sabemos quién nos puede estar investigando,  si una empresa nos encuentra en LinkedIn lo habitual es que nos busque en Facebook.

• Sobre todo en LinkedIn, más especializada en trabajo, debemos compartir artículos y realizar comentarios que demuestren que dominamos el tema para el que queremos que nos contraten o queremos hacer negocio, siempre con un léxico y razonamientos correctos.

• No debemos enviar mensajes privados masivos a nuestros posibles reclutadores, ya que podemos provocar una situación de rechazo: los mensajes privados han de ser debidamente estudiados y centrados en el objetivo inmediato, con temas de interés para el reclutador.

Del rigor de estas pautas depende nuestra imagen, no las descuidemos porque de lo contrario podemos provocar el efecto contrario al deseado.

Nuria Alonso y Esther Jiménez