• Diario Digital | Miércoles, 18 de Octubre de 2017
  • Actualizado 00:23

MARCILLA

Marcilla acogerá sus centenarias ferias de ganado del 12 al 15 de octubre

Marcilla volverá a celebrar entre el 12 y 15 de octubre su feria centenaria con un programa repleto de actos centrados en el mundo caballar.

Marcilla acogerá sus centenarias ferias de ganado del 12 al 15 de octubre

El Ayuntamiento ha destinado 35.000 euros a un programa que incluye demostración de herraje a fuego, mercado medieval, pruebas de enganches con ganado caballar, trashumancia con ganado avileño, conciertos de música, degustaciones de calderos o de migas y chistorra, pasacalles con gigantes o encierros de vacas.

El día grande es el 12 de octubre, dedicado exclusivamente al caballo. Las calles de Marcilla se poblarán de animales y jinetes, tratantes de ganado en los fosos del castillo, y puestos de venta de todo tipo de aperos vinculados con la hípica y el mundo caballar. En la feria marcillesa no faltarán los tradicionales chupadores, ni actos que ya son tradicionales como la entrada y salida de ganado, o la exhibición de razas en los fosos del castillo. 

Para esa jornada se ha preparado un dispositivo de seguridad, ante la previsión de que la localidad ribera acoja entre 12.000 y 15.000 personas, y unos 4.000 vehículos. En el mismo participan Policía foral, Guardia civil, Policía local, Protección Civil Milagro y DYA Navarra, además del personal municipal de la brigada.

La Feria de Marcilla es un evento centenario que la Villa ribera acoge como derecho medieval otorgado por los reyes de Navarra. Durante siglos se celebró en agosto, y se convirtió en una de las citas de compra-venta de ganado más importantes del norte de España. Durante los años sesenta del pasado siglo inició un declive, hasta su recuperación en la década de los ochenta con la celebración de la feria caballar.

Los actos del programa son organizados por el Ayuntamiento de Marcilla, pero cuentan con la colaboración de la Comisión de Caballistas, y de otros colectivos como la Asociación Ana de Velasco o la Peña El Quiebro.