• Diario Digital | Jueves, 19 de Abril de 2018
  • Actualizado 22:26

COMARCA

Las lluvias y los ríos no dan tregua

El Ebro obliga a desalojar el aparcamiento del Paseo del Prado, se ha tenido que cortar la N121 desde Caparroso a los Abetos y en Luesia las lluvias provocaron la caída de un muro del castillo.

La N121 ha tenido que cortarse entre Caparroso y los Abetos
La N121 ha tenido que cortarse entre Caparroso y los Abetos
Las lluvias y los ríos no dan tregua

Sigue lloviendo en toda Navarra y los ríos navarros continúan creciendo. Si ayer el Ebro rondaba los 6 m, hoy a las 8:30 estaba en 6,82 metros y 1875,00 m³/s y el nivel del río es en alerta. La Policía Municipal de Tudela ha informado que se ha tenido que cerrar la campa de estacionamientos del Paseo del Prado y se ha activado el dispositivo de grandes crecidas en las zonas de Terraplén, paseo Pamplona, plaza San Francisco y Mediavilla. Además, debido a la riada, se ha decidido que la zona azul del paseo Sarasate, Capuchinos, San Marcial, paseo Pamplona y Muro sea hoy mañana hasta las 20 horas de libre de pago. 

Daj61TxW0AEawh5

Pero no solo el Ebro está trayendo problemas a la Ribera, el Arga a su paso por Funes con 5,30 m y 573,40 m³/s y el Aragón a su paso por Caparroso con 4,21 m y 733,91 m³/s también están en situación de alerta. Además, se ha tenido que cortar la N121 desde Caparroso a Los Abetos (km 58 y 72)  por desbordamiento. Policía Foral ha sugerido como alternativas a este paso la autopista, la NA 134 y la NA 660. También ha tenido que cortarse la NA 134 entre los km 6 y 14, recta de Arguedas por desbordamiento del barranco de la Bardena.

La NA 1240 en Santacara a partir del punto km 2 ha sido la última carretera en cortarse debido al desbordamiento del río Cidacos.

Esta mañana a las 9:45 horas tendrá lugar una nueva reunión del Consejo Asesor de Emergencias ante la alerta por inundaciones.

Caída del muro del Castillo de Luesia

Las lluvias caídas en las últimas horas en la Comarca de las Cinco Villas han provocado la caída de un muro que da acceso a la iglesia de Luesia. Concretamente, se trata de una pared de sillares de piedra que pertenece al recinto fortificado medieval del castillo del municipio. Afortunadamente, no se han producido daños humanos, pero sí cuantiosos daños materiales, dado que han caído unos 20 metros de pared que han generado un gran volumen de escombros, sepultando las escaleras que dan acceso norte al templo.

Entre la piedra, la tierra y los cascotes han aparecido numerosos restos óseos, ya que esta pared servía de muro de contención del antiguo fosal del cementerio de Luesia, que como en todos los municipios, se situaba junto a la iglesia, hasta que se puso en funcionamiento el nuevo cementerio (el actual) en el año 1879. 

LUESIA--CAÍDA-MURO-CASTILLO