Plaza Nueva

  • Diario Digital | lunes, 14 de octubre de 2019
  • Actualizado 06:00

TUDELA

La procesión del Corpus volvió a tener la Tarasca

La procesión del Corpus volvió a tener la Tarasca

La procesión del Corpus Christi de Tudela lució con más esplendor que nunca el pasado domingo gracias a la recuperación de una tradición cuyo origen se remonta a 1614: la Tarasca. Una figura articulada que representa al mal y que fue manejada por Alejandro Fernández Mesa y a la que una “doncella”, interpretada por la niña Lorena Luzán, recondujo hacia el bien gracias a una cita blanca atada al cuello de la Tarasca.

El centro cultural Sánchez Montes ha sido el encargado de recuperar a estos personajes, que desaparecieron de esta celebración en el siglo XVIII, y que desfilaron acompañados por varios tarasqueros , los zaldikos y gigantes de la comparsa Perrinche y de la Agrupación Histórica de Banderas y Músicos Ciudad de Tudela.

Uno de los momentos que más aplausos arrancó entre el público fueron las loas que la “doncella” recitó en honor al Santísimo. Y es que fueron muchos los tudelanos que lo quisieron acompañar en su recorrido por las calles de Tudela.

En el cortejo también participaron un gran número de niños que este año han recibido la primera comunión.