Plaza Nueva

  • Diario Digital | viernes, 18 de octubre de 2019
  • Actualizado 22:51

TUDELA

La CUP de Tudela lamenta la "falta de planificación" del ejecutivo foral con las prematriculaciones para el modelo D en la Ribera

La CUP de Tudela lamenta la "falta de planificación" del ejecutivo foral con las prematriculaciones para el modelo D en la Ribera

La CUP de Tudela ha lamentado en una nota la "falta de planificación" del Departamento de Educación a la hora de gestionar la demanda de prematriculaciones en el modelo D de cara al curso 2016-2017 en la zona de la Ribera. A ojos de la formación, el departamento no está facilitando a los padres interesados la opción de comprometerse con el modelo D debido a un manera de funcionar "cuanto menos poco clara".

La formación, que cuenta con un concejal en el Ayuntamiento de Tudela, explica su postura a través de un caso del que han tenido conocimiento. "En un colegio público de Tudela, unos padres fueron a inscribir a su hija en el modelo D, y como segunda opción en otro modelo en inglés. La encargada de las matriculaciones, siguiendo las directrices del departamento de educación, amablemente alertó a los padres de que si elegían el modelo D no se les podía garantizar la instauración de dicho modelo si no había 8 inscripciones mínimo en la zona, y en el caso de haberlas, no se sabía en qué centro de Tudela se podría impartir. No sólo eso, sino que podían perder también la segunda opción lingüística elegida si en la espera se cubrían las plazas de esta última. En el Departamento de Educación del Gobierno de Navarra así se lo confirmaron telefónicamente a los padres", narran en su nota.

"Ante el riesgo de perder la opción de los dos modelos, tanto el modelo D como el modelo en inglés, los padres optaron por poner en primera opción el modelo inglés, renunciando al modelo D por los problemas que ello conllevaba, a pesar de ser su primera opción real", añaden.

En opinión de la CUP, casos como el citado hacen que los resultados definitivos de prematriculación en la Ribera "quedan enmascarados". "Ante una mayor inseguridad e incertidumbre insinuada con este sistema del Gobierno de Navarra, a las familias sensibilizadas con el euskera se les genera una mayor preocupación y dificultad a la hora matricularse en el modelo D. Con lo que los resultados que van a salir no reflejarán exactamente nuestra realidad Ribera con respecto a este modelo", afirman.

Desde la CUP explican que les hubiera gustado "una mayor y mejor planificación desde el Departamento de Educación del Gobierno de Navarra respecto a las nuevas reformas, entre otras cosas anunciando un centro educativo de referencia en la merindad para saber a qué atenerse las familias y los centros educativos, y así evitar preocupaciones añadidas y confusión". "No entendemos tampoco la decisión del Gobierno de Navarra de quitar una línea en lengua inglesa en un centro de Tudela, sin ni siquiera esperar el resultado de las matriculaciones, noticia que sin duda ha perjudicado las opciones de ese centro, sin una razón objetiva", aseguran.

Normalización

La CUP aprovecha la nota para insistir en su "apoyo sosegado al euskara o 'Lingua Navarrorum' y su normalización en la zona de la Ribera, sin que ello signifique una cruzada contra el castellano o el inglés". "Evidentemente también los apoyamos y exigimos. Pero la diferencia es que hasta ahora el euskara era la única lengua discriminada en la Ribera, a pesar de tener una demanda importante no cubierta desde el Gobierno de Navarra", resaltan.

"No queremos enfrentamientos, prohibiciones ni imposiciones, solo normalización. Si hay demanda de enseñanza en euskera en modelo D en la Ribera, que sea garantizada desde el gobierno de todos los navarros y navarras, siendo además lengua cooficial en Navarra. Queremos una salida institucional a esta antigua demanda educativa por parte de muchos riberos y riberas, y que únicamente ha sido canalizada desde una cooperativa educativa privada como es la Ikastola Argia, sin dar opción ninguna hasta ahora, a la garantía de su enseñanza desde un centro público. Otra discriminación institucional más a sumar en la Ribera respecto a otras zonas en Navarra", reza también su nota.

En el comunicado, la CUP afirma que "no sería justo que la solución definitiva desde el Gobierno de Navarra no tuviera en cuenta a las ikastolas, sobre todo allí donde el propio gobierno no daba respuesta a esta demanda ciudadana". "Queremos resaltar también el papel imprescindible de estos centros durante más de 30 años, supliendo las carencias discriminatorias de anteriores gobiernos respecto a esta misma demanda", sentencian.