Plaza Nueva

  • Diario Digital | jueves, 24 de octubre de 2019
  • Actualizado 04:22

TUDELA

La AER entregó sus galardones y mostró sus dudas al nuevo Gobierno de Navarra sobre la reforma fiscal

La AER entregó sus galardones y mostró sus dudas al nuevo Gobierno de Navarra sobre la reforma fiscal

Julián Jiménez, director de SKF Tudela y las hermanas Matilde, Janet, Lucía y Sara Largo, de la empresa UPRENA, recibieron este miércoles 25 de noviembre el Galardón de la Asociación de Empresarios de la Ribera en la ceremonia celebrada en el Complejo Castejón. Una ceremonia que sirvió como un escenario para que los empresarios riberos, principalmente en palabras de la presidenta de la asociación Laura Sandúa, mostraran su preocupación por el devenir político en la Comunidad Foral en los últimos meses.

Uxue Barkos, presidenta del Gobierno de Navarra, fue testigo directo de las inquietudes que Sandúa trasladó en su discurso, centradas en varios que han estado en boga durante los últimos meses. El principal, la reforma fiscal en la que trabaja el nuevo ejecutivo foral y que, en opinión de Sandúa, hará a Navarra “menos atractiva para atraer nuevas inversiones” al dejarla “en desventaja con respecto a otras comunidades”.  “Reflexionen y den marcha atrás. Una reforma fiscal de este calado no es proporcionada para un momento de leve recuperación”, pidió.

Glosando una copla tradicional que habla de la sed, la presidenta de la AER trajo a colación la gestión del agua y, en consonancia, la polémica sobre la segunda fase del Canal de Navarra. “No cierren el grifo del agua, pero tampoco queremos pagar peajes innecesarios”, señaló Sandúa quien pidió evitar “opiniones encontradas” en este asunto. La desigualdad territorial también centró parte de su discurso. “Aspiramos a que todos los territorios tengamos las mismas fortalezas para afrontar las debilidades en igualdad de condiciones”, señaló.

En cuanto a las infraestructuras, la presidenta de la AER reclamó que se concreten algunas pendientes, como el tren de altas prestaciones para mercancías o los desdoblamientos de la N-232. Sandúa pidió, en líneas generales, que las instituciones acompañen con su apoyo a los empresarios en la “encrucijada vital” en la que se encuentran.

Réplica de Barkos

Por su parte, Uxue Barkos, quiso empezar su intervención lanzando el mensaje de que la Ribera, sus necesidades y sus especificidades tendrán mucha presencia en los planes económicos del nuevo gobierno foral. “La Ribera ha sufrido las consecuencias de la crisis económica de un modelo que muestra signos de agotamiento pero que también muestra nuevas oportunidades”, dijo. Barkos aportó datos de los futuros presupuestos y anunció que se van a destinar 21 millones de euros al Plan Tecnológico. El fomento a la inversión empresarial contará con inversión de 24,5 millones de euros y habrá 1,1 millones para la intervención en zonas con mayor desempleo, como la propia Ribera.

Sobre las peticiones de Laura Sandúa, que Barkos calificó en un tono cordial como “intensas”, señaló que “no hay trabajo serio de un ejecutivo si no tiene muy clara la necesidad de colaboración con el empresariado”. “Pero tampoco acertaría el empresariado si decide hacer de la suya una tarea de oposición”, replicó la presidenta. “Queremos agua para la Ribera, pero de calidad y a un precio justo; y una fiscalidad que funcione, porque la que aprobó en 2014 no ha funcionado”, expresó Barkos.

Los premiados

En sus agradecimientos, los premiados mencionaron a sus respectivos equipos en SKF y UPRENA. Julián Jiménez, además, señaló en tono jocoso que "creía que estos galardones se daban a aquellos a los que les quedaban cuatro telediarios". "A mí aún me quedan unos cuantos años para jubilarme", sentenció. El director de SKF Tudela quiso "romper una lanza a favor de las empresas multinacionales", ya que considera que "también hacen posible que las pequeñas y medianas empresas tengan carga de trabajo y puedan generar empleo". Como próximos retos de la firma coreana, anunció que se van a centrar en una inmersión en el mercado de automación español.

Las hermanas Largo, Lucía, Matilde, Janet y Sara, dedicaron el premio a su padre, Juan Largo. "Queremos agradecer a la AER que premie el relevo generacional y, por supuesto, dedicarte este reconocimiento a ti, papá", señaló Matilde visiblemente emocionada.