• Diario Digital | Lunes, 18 de Diciembre de 2017
  • Actualizado 15:47

RIBERA

El Gobierno autoriza la licitación del tramo Peralta-Olite del Corredor Cantábrico-Mediterráneo

Con una longitud de 10,3 km, el importe de la licitación asciende a más de 43,2 millones de euros (IVA incluido).

El Gobierno autoriza la licitación del tramo Peralta-Olite del Corredor Cantábrico-Mediterráneo

El Consejo de Ministros ha autorizado hoy al Ministerio de Fomento la licitación, a través de Adif Alta Velocidad, de las obras ferroviarias de construcción del tramo Peralta-Olite de la Línea de Alta Velocidad (LAV) Zaragoza-Pamplona, que se integra en el desarrollo del Corredor Cantábrico-Mediterráneo.
La licitación de este contrato supone un nuevo avance en el cumplimiento de los compromisos adquiridos por el Ministerio de Fomento para asumir de forma integral la gestión y desarrollo de la futura red de alta velocidad en Navarra, con el objetivo de no dilatar los plazos y agilizar al máximo los procesos necesarios para su materialización.
Se trata de una obra de interés general, imprescindible para los navarros y para el desarrollo del Corredor Cantábrico-Mediterráneo, que mejorará la competitividad y conectividad no sólo de Navarra, sino de todas las comunidades autónomas que conforman este estratégico eje ferroviario para el transporte de viajeros y mercancías.

El contrato licitado tiene un presupuesto de 43.194.850,2 euros (IVA incluido) y fija un plazo de ejecución de 29 meses. 

 

Características del tramo 

El tramo Peralta-Olite tiene una longitud de cerca de 10,3 km y discurre por los municipios de Peralta, Marcilla, Falces y Olite. El proyecto está diseñado para plataforma de vía doble de ancho estándar y velocidades de hasta 330 km/h para trenes de viajeros y de 100 km/h para las circulaciones de mercancías. 

El proyecto contempla todas las obras de infraestructura necesarias para el correcto funcionamiento de la plataforma ferroviaria: movimiento de tierras, viaductos, obras de drenaje, reposición de servidumbres, afecciones a servicios públicos, obras complementarias y diseño de las medidas correctoras del impacto ambiental, entre otras. 

Entre las estructuras e instalaciones singulares contempladas en su trazado figuran tres pasos superiores; tres pasos inferiores; diez obras de drenaje, de las que cinco servirán además como pasos de fauna; un paso de fauna específico y un puesto de banalización para dotar de mayor operatividad a la línea.