Plaza Nueva

  • Diario Digital | jueves, 18 de julio de 2019
  • Actualizado 16:07

TUDELA

El equipo de gobierno de Tudela rechaza el "es lo que hay" con el que Miren Aranoa (Bildu) justifica que se ayude al Auditorio de Barañáin y no al Gaztambide

El equipo de gobierno de Tudela rechaza el "es lo que hay" con el que Miren Aranoa (Bildu) justifica que se ayude al Auditorio de Barañáin y no al Gaztambide

El equipo de gobierno del Ayuntamiento de Tudela ha "rechazado" en una nota las declaraciones de la parlametaria de Bildu, Miren Aranoa, con las que ésta intentaba justificar por qué desde el Gobierno de Navarra se apoyaba al Auditorio de Barañáin en los Presupuestos Generales y no al Teatro Gaztambide de Tudela. Aranoa no dudaba en manifestar que "es lo que hay" cuando se refería al Gaztambide y en señalar la "labor social" del "magnífico proyecto del auditorio de Barañain".

El equipo de gobierno señala que las palabras de Aranoa denotan "cierto desconocimiento de la programación del Teatro Gaztambide", que viene desarrollando "una oferta comarcal lanzada con el esfuerzo del Ayuntamiento de Tudela con un apoyo muy limitado del Gobierno de Navarra". "Así de los 250.000 € del 2011 (año de inauguración del Teatro Gaztambide) se pasó a los 29.000 € (2012), 25.700 € (2013) y 35.800 € de 2.014. Unos datos que también habría que recordar a los responsables del Ayuntamiento de Tudela en la anterior legislatura que hoy claman también por el escaso apoyo económico del actual Gobierno de Navarra", añaden.

La ignorancia de Aranoa, como reza la nota, se sustenta en "la no comparación de ambas programaciones en donde incluso coinciden algunos de las actuaciones programadas en ambos espacios escénicos. Y de ahí la pregunta obligada ¿qué diferencias argumentadas encuentra la parlamentaria para otorgar 200.000 euros a Barañaín y 30.000 € a Tudela?".

"Por otro lado queda de manifiesto su torpeza al ignorar y despreciar la sensibilidad existente en la Ribera respecto a esta brecha territorial con la media de Navarra. Torpeza que nos hace sentir mayor distancia de la que debiera existir entre nuestras necesidades y la receptividad del su grupo así como una nula empatía con nuestra situación", añaden desde el equipo de gobierno.

Desde I-E, PSN y Tudela Puede aseguran además que "a la falta total de argumentos técnicos sobre la decisión tomada de no ayudar al Teatro Gaztambide, hubiera sido mejor informar sobre las diferencias técnicas de poder asignar partidas nominativas a fundaciones u Asociaciones y no así a Ayuntamientos, se suma la frase utilizada para zanjar el debate :'Es lo que hay'. Una expresión que denota, por un lado que la decisión adoptada puede no satisfacer pero que irremediablemente debe aceptarse, un conformismo casi extremo y que, por otra parte, sirve como advertencia para señalar que no debe esperarse más".

"Desde el equipo de gobierno rechazmaos esta expresión. Ni estamos convencidos ni nos resignamos a admitir “lo que hay”. Nuestra línea de trabajo y nuestras demandas han ido, y seguirán yendo en la consecución de lograr un incremento del apoyo económico a los proyectos, no solo de Tudela sino de toda la Ribera por parte de Gobierno de Navarra", dicen.

El equipo de gobierno de la capital ribera alude al "trabajo conjunto con el Departamento de Cultura", que debe "traducirse en hechos concretos que reduzcan la citada brecha territorial a lo largo de este ejercicio y los siguientes, compensando la discriminación histórica (ya en la obra aportando apenas el 11% de la financiación del Gaztambide) acrecentada si cabe en actuaciones como la aquí citada en los actuales presupuestos del Gobierno de Navarra. Una petición que hoy hemos vuelto a trasladar a la Consejería de Cultura del Gobierno de Navarra".

"Invitamos ya a Miren Aranoa a que conozca la situación cultural de Tudela, las demandas que desde el Ayuntamiento se han realizado al nuevo Gobierno de Navarra y por supuesto a que compruebe – que la programación del Teatro Gaztambide es como la del auditorio de Barañain “un magnífico proyecto”, para que así pueda entender que su respuesta ni nos satisface ni la aceptamos", sentencia la nota.