Plaza Nueva

  • Diario Digital | Miércoles, 24 de Abril de 2019
  • Actualizado 19:48

TUDELA

El Ayuntamiento de Cabanillas ha solicitado que se organice urgentemente una reunión entre técnicos y municipios afectados por las inundaciones

El Ayuntamiento de Cabanillas ha solicitado que se organice urgentemente una reunión entre técnicos y municipios afectados por las inundaciones

Reabierta la carretera de Ribaforada a Fustiñana, que permanecía cerrada desde el lunes 21 por el desbordamiento del Ebro

El Ayuntamiento de Cabanillas ha solicitado al Consejero de Desarrollo Rural, José Javier Esparza, que organice urgentemente una reunión entre sus técnicos y los municipios afectados por las inundaciones del Río Ebro, con el fin de llevar a cabo una valoración exacta de los daños y plantear las posibles soluciones técnicas que proponer a la CHE. Asimismo, el Ayuntamiento le ha mostrado su extrañeza por no considerar en su visita a la Ribera al municipio de Cabanillas, teniendo en cuenta que las inundaciones han afectado a más 200 hectáreas, ha roto el dique en tres puntos y se han producido daños en distintas infraestructuras.



El Alcalde, Alberto Santos, también se ha puesto en contacto con la CHE, pero no ha obtenido una respuesta concreta.



Por su parte, sí que Cabanillas y otros Ayuntamientos afectados, han recibido la invitación del Alcalde de Pradilla, Luis Eduardo Moncín Pradilla, para asistir a la Comisión de Municipios afectados por el Río Ebro, en el seno de la Federación Aragonesa de Municipios, Comarcas y Provincias.



Cabanillas ha agradecido la atención que estas localidades han tenido con las navarras y considera necesario mantener el contacto con estas localidades, 33 en total, de Novillas a Mequinenza, para conocer sus impresiones y sus planteamientos.

En Pina de Ebro y Gallur también se reabrieron las carreteras tras la crecida

A las 15.55 horas de este viernes día 25 fue reabierta al tráfico la carretera NA-5202, de Ribaforada a Fustiñana, que permanecía cortada por inundación desde el pasado lunes día 21 a causa del desbordamiento del río Ebro.



Se mantiene cerrada, por inundación, la carretera N-113 (Pamplona-Madrid), entre los pk 75 y 77, y por desprendimientos la NA-176 (Garde-Ansó), en el pk.8, puerto de Matamachos; la NA-2420 (Torres de Elorz-Autovía del Pirineo A-21) entre los pk 27 y 29,9; y está cortada por hundimiento del firme la NA-718 (Estella-Olazagutia) entre los pk. 30,2 y 36,5.



A causa de la nieve está cerrado en la NA-137 (Burgui-Isaba-Francia) el puerto de Belagua desde el pk. 47, Venta de Juan Pito, por la formación de ventisqueros y por existir riesgo extremo de aludes, y es necesario el uso de cadenas o de neumáticos de invierno en la carretera NA-2000 (Isaba-Zuriza) en el puerto de Laza.



El Departamento de Fomento, que mantuvo activados durante la mañana del viernes 25 un total de 46 equipos quitanieves, redujo a 9 los equipos alertados ya que las previsiones meteorológicas prevén el ascenso de las temperaturas mínimas, por lo que no se esperan heladas generalizadas, y de la cota de nieve, que pasa desde los 900 a 1.800 metros durante el fin de semana.

La Dirección General de Carreteras del Gobierno de Aragón informó el jueves día 24 que se había reabierto al tráfico la antigua carretera A-127 a la altura del municipio de Gallur que permanecía cortada ante el peligro de la crecida del río Ebro.



Además, el viernes 25 indicó que se reabrió también al tráfico la carretera A-1107 en el cruce de la N-2 con la N-232 a la altura de Pina de Ebro, que se encontraba cerrada por peligro de desbordamiento del río Ebro.