• Diario Digital | Jueves, 13 de Diciembre de 2018
  • Actualizado 00:52

LA RIOJA

Detenidos en La Rioja Baja una mafia de temporeros 

El grupo criminal explotaba a los trabajadores durante la vendimia.

Las actuaciones se hicieron en Alfaro y Aldeanueva de Ebro
Las actuaciones se hicieron en Alfaro y Aldeanueva de Ebro
Detenidos en La Rioja Baja una mafia de temporeros 

Efectivos de la Guardia Civil en La Rioja, en el marco de la ‘Operación Zugasti’, han procedido al desmantelamiento de una trama de explotación laboral radicada en esta provincia, que se ha saldado con la detención de tres varones de 31, 34 y 36 años, naturales de Rumanía y vecinos de Aldeanueva de Ebro (la Rioja), como presuntos autores de los delitos de pertenencia a grupo criminal, amenazas, coacciones y contra el derecho de los trabajadores.

El responsable del grupo es un “viejo conocido” de los investigadores debido a su amplio historial delictivo. En el año 2014 fue detenido junto a otros tres compatriotas y dos empresarios en el marco de la ‘Operación Cepón’, en la que 22 trabajadores rumanos sufrieron explotación laboral mientras trabajaban en viñedos de La Rioja Baja.

Abuso por situaciones de necesidad y vulnerabilidad

En esta nueva operación tanto los tres detenidos como los tres empresarios riojanos identificados, abusaban de las diferentes situaciones de necesidad y vulnerabilidad de 44 trabajadores rumanos, a los que presuntamente explotaban en condiciones de precariedad y fuera de toda protección social y laboral, percibiendo los trabajadores que conseguían cobrar un misero sueldo de 2,36 euros por hora trabajada.

El jefe de este grupo criminal y sus dos lugartenientes captaban a sus víctimas entre la comunidad rumana, mediante falsas promesas de un trabajo digno y bien remunerado. Una vez aceptaban eran ofrecidos como mano de obra barata a empresarios del sector agrícola en La Rioja Baja para realizar duras jornadas de trabajo de sol a sol, recibiendo a cambio un mísero sueldo por hora trabajada tras descontarles el alojamiento, manutención, transporte, etc.

Para someter y controlar a los trabajadores no dudaban en emplear “tácticas mafiosas” mediante amenazas, intimidación, engaño y coacción, dejándoles muy claras las consecuencias a las que se enfrentarían si denunciaban los hechos ante las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad.

Fase de explotación

Fue llevada a cabo a finales de la semana pasada en dos explotaciones agrarias destinadas al cultivo de la uva, situadas en los en los términos municipales de Aldeanueva de Ebro y Alfaro (La Rioja). En ambos lugares se personaron un total de 20 agentes de la Guardia Civil destinados en Unidades de Seguridad Ciudadana y Áreas de Investigación, acompañados por personal de la Inspección de Trabajo.

Durante el operativo se procedió a la identificación de un total de 44 trabajadores presuntamente explotados y controlados por este grupo criminal, siéndoles tomada manifestación “in-situ”, desconociendo estas personas aspectos tan básicos como el sueldo que iban a percibir, si disponían o no de contrato laboral y las medidas de seguridad y prevención de riesgos laborales que debían adoptar durante su jornada laboral, evidenciando durante el relato un gran nerviosismo y temor a represalias por parte de los tres integrantes del grupo criminal.

Operación Mafia 1

Inicio de la ‘Operación Zugasti’

Se inició a mediados de septiembre a raíz de varias denuncias presentadas ante la Guardia Civil por ciudadanos de nacionalidad rumana, en la que exponían su malestar al haber sido engañados por un compatriota para el que trabajaban en labores de recolección de uva, pera y melocotón, sin tener contrato ni alta en la Seguridad Social.

Indicaron que llegaban a realizar jornadas de 11 horas de trabajo en condiciones precarias y bajo amenazas, recibiendo por 63,5 horas de trabajo un pago de 150 euros tras haberles descontado diferentes cantidades por conceptos como el alojamiento, manutención, transporte a las fincas, etc.

Durante las actuaciones se localizaron las cinco viviendas de alquiler que utilizaban los integrantes de este grupo criminal para alojar a los trabajadores explotados, así como los vehículos que empleaban para trasladarlos diariamente a diferentes explotaciones agrícolas de La Rioja Baja.

Las diligencias instruidas por la Guardia Civil, junto con las personas detenidas y la filiación de los tres empresarios riojanos identificados, han sido puestas a disposición de la autoridad judicial.

Operación Mafia 2