• Diario Digital | Domingo, 23 de Septiembre de 2018
  • Actualizado 08:45

RIBERA

Detenidas dos personas por presuntos delitos de resistencia y lesiones

Las detenciones se produjeron en Cascante y en el Hospital Reina Sofía.

Policía Foral detiene a una persona
Policía Foral detiene a una persona
Detenidas dos personas por presuntos delitos de resistencia y lesiones

Agentes de Policía Foral adscritos a la comisaría de Tudela han detenido recientemente a dos personas como presuntos autores de distintos delitos como resistencia, desobediencia, falta de respeto y lesiones contra agente de la autoridad.

En Cascante, agentes de seguridad ciudadana han detenido esta semana a un varón de 20 años, residente en la localidad, como presunto autor de un delito de desobediencia, resistencia y lesiones a agente de la autoridad. Durante las labores del dispositivo desplegado con motivo de las fiestas patronales, una patrulla controló un vehículo con dos ocupantes en su interior. El propietario, conductor, portaba distintas drogas, por lo que fue denunciado administrativamente.

Por su parte, el copiloto  mostró una actitud desafiante hacia los agentes y de falta de respeto a la autoridad. Al no portar documentación fue requerido por los agentes en numerosas ocasiones para que se identificara. Sorpresivamente el joven trató de escapar corriendo, aunque finalmente fue alcanzado y detenido, resistiéndose gravemente a los agentes, uno de los cuales resultó herido.

Las diligencias propias del atestado fueron enviadas al Juzgado de 1ª Instancia e Instrucción nº 2 de Tudela.

Detenido en Tudela

Por otra parte, policías de la misma comisaría han detenido recientemente a otro vecino de Cascante de 48 años como presunto autor de un delito de resistencia,  desobediencia y falta de respeto. 

El Centro de Mando y Coordinación de Policía Foral movilizó a los agentes al Hospital Reina Sofía ya que un varón tenía una actitud molesta hacia los pacientes y el personal sanitario. El hombre había sido atendido en una primera ocasión en el servicio de urgencias y también fue necesaria presencia policial para que abandonara el hospital.

La segunda vez se le volvió a requerir que abandonara el centro hospitalario, una vez los médicos informaron que estaba dado de alta y una vez en el exterior se puso en estado agresivo braceando e intentando volver a acceder. Tras varios minutos de resistencia grave fue detenido y trasladado a Comisaría de Tudela.    

Las diligencias propias del atestado fueron enviadas al Juzgado de 1ª Instancia e Instrucción nº 1 de Tudela.