Plaza Nueva

  • Diario Digital | sábado, 20 de julio de 2019
  • Actualizado 15:25

MARCILLA

Denunciado un vecino de Marcilla por cazar en el casco urbano

Denunciado un vecino de Marcilla por cazar en el casco urbano

F.R.E., de 44 años y vecino de Marcilla, fue denunciado el pasado miércoles 13 de enero por la Policía Foral tras ser sorprendido en la plaza de España de la localidad cazando pájaros y palomas, y por desobediencia, al huir tras advertir la presencia policial. El Centro de Mando y Coordinación de la Policía Foral recibió varias llamadas alertando de que cinco personas se encontraban con una carabina disparando en plena calle, ya de noche, y con la única visibilidad del alumbrado público, por lo que hasta el lugar se movilizó una patrulla de seguridad ciudadana de la comisaría de Tafalla.

Los cazadores furtivos, al observar la presencia de los agentes, huyeron corriendo por calles vecinas. Los agentes intentaron darles el alto con señales verbales, acústicas y luminosas que fueron ignoradas. Tras una breve persecución, primero con el vehículo policial y luego a pie, los policías alcanzaron a dos de los implicados. Uno de ellos, F.R.E, portaba una carabina con mira telescópica y puntero láser. Carecía de permiso de armas y autorización del ayuntamiento para la caza de pájaros en núcleo urbano, por lo que fue denunciado administrativamente por infringir el Reglamento de Armas, ya que portaba arma en vía pública, sin licencia y documentación de la misma. La carabina fue requisada.

F.R.E. fue también denunciado por desobediencia a los agentes de la autoridad, al igual que el segundo implicado que se interceptó, D.C.I de 34 años y vecino de la localidad. Al inspeccionar la zona en que se había estado disparando los agentes descubrieron un tubo de plástico con 18 gorriones y 3 palomas muertas por disparos de perdigón.