Plaza Nueva

  • Diario Digital | lunes, 14 de octubre de 2019
  • Actualizado 05:00

TUDELA

Concedida una beca de investigación de la Sociedad Española de Ornitología a dos alumnos del Instituto Valle del Ebro

Dos alumnos del Bachillerato de Investigación (Bi+) del Insituto Valle del Ebro han recibido la prestigiosa beca Eduardo de Juana concedida por la Sociedad Española de Ornitología

De izquierda a derecha, Jesús Navarro, Pablo Ijalba (Coordinador del Bi+ y profesor del centro) y José Planillo
De izquierda a derecha, Jesús Navarro, Pablo Ijalba (Coordinador del Bi+ y profesor del centro) y José Planillo
Concedida una beca de investigación de la Sociedad Española de Ornitología a dos alumnos del Instituto Valle del Ebro

En el presente curso se inició en el Instituto Valle del Ebro un bachillerato de investigación llamado “Bi+” que ofrece a sus alumnos la posibilidad de llevar a cabo un trabajo de investigación desarrollado en colaboración con entidades del entorno. En este caso, Jesús Navarro y José Planillo, de 1º de bachillerato, están realizando su proyecto con la ayuda de la Comunidad de Bardenas Reales, institución con la que el centro educativo firmó un convenio marco de colaboración el pasado 13 de septiembre de 2018. 

Las becas Eduardo de Juana, convocadas por la SEO Bird Life, ascienden a una cuantía de 800 euros cada una destinada a llevar a cabo proyectos de investigación de cualquier aspecto de la biología o a la conservación de las aves silvestres en España. Se concedieron cinco de estas ayudas en toda España. Estos proyectos debían contar con el respaldo del centro educativo, con un profesor de apoyo y se valoraba positivamente disponer del asesoramiento de un ornitólogo profesional. En el caso del trabajo de José y Jesús ha sido Carmelo Fernández, doctor en zoología especializado en ornitología y experto en estudios de especies amenazadas, quien colabora directamente.

Jesús y José van a trabajar sobre el radio-seguimiento telemétrico del Águila real (Aquila chrysaëtos) en las Bardenas Reales de Navarra. Parten de la hipótesis de que Bardenas Reales funcione principalmente como un área de reposo y de reproducción para las distintas parejas de Águila real que, por el contrario, podrían presentar amplias zonas de campeo, explotando zonas externas al Parque Natural; posiblemente más ricas en alimento pero también con mayores riesgos. En Navarra se registran 51 parejas reproductoras de esta ave, y su situación en el territorio español es de “Casi Amenazado” según los criterios establecidos por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN por sus siglas en inglés).