• Diario Digital | Jueves, 17 de Agosto de 2017
  • Actualizado 21:29

ALFARO

La cirujana plástica Sonia Peña Vicente dictó el pregón de fiestas

“Pregonamos que todos los encuentros que se produzcan desde hoy y hasta el final de los festejos sean muy cordiales. Que se reparta mucha alegría, que destilen los buenos recuerdos y las mejores sensaciones".

Sonia Peña durante su intervención
Sonia Peña durante su intervención
La cirujana plástica Sonia Peña Vicente dictó el pregón de fiestas

Las fiestas alfareñas por San Roque y San Ezequiel 2017 están pregonadas. Aunque interrumpido por la lluvia que arreció durante su intervención, la cirujana plástica y reparadora alfareña Sonia Peña Vicente dictó en la noche del sábado el pregón de las fiestas, llamando a todos los vecinos y visitantes a alimentar sensaciones y buenos recuerdos durante estas fechas.

Desarrollado primero en la plaza de España y, debido a la tormenta, después en el salón de actos del Palacio Abacial, el pregón fue un homenaje a Sonia Peña y a la labor de la Fundación Sigo Adelante que preside desde Zaragoza. En abril del 2015, su equipo se convirtió en el primero español en viajar a Pakistán a operar y realizar tratamientos a decenas de mujeres asaltadas en sus rostros y cuerpos por el ácido machista de una sociedad impune ante tal crueldad. Su extraordinaria labor ha recibido halagos de todo el país y los alfareños pudieron ovacionarlo en esta velada.

“Hemos conocido la crueldad humana, casos muy duros de vidas destrozadas en los que al dolor físico se le une el dolor psicológico del rechazo social –describió Peña emocionando a sus vecinos-. Debemos tratar entre todos de erradicar esta lacra social, desde su raíz, la educación. La educación en la igualdad, en el respeto”.

Además, en sus palabras también evocó recuerdos de infancia y juventud en Alfaro. Y, por supuesto, de sus fiestas, del ambiente que las envuelve. “Pregonamos que todos los encuentros que se produzcan desde hoy y hasta el final de los festejos sean muy cordiales. Que se reparta mucha alegría, que destilen los buenos recuerdos y las mejores sensaciones –clamó-. Amigas y amigos, niñas y niños, chicas y chicos jóvenes, adultos…os llamo a todos a la magia de la fiesta… ¡que comience la alegría! ¡Que comience la fiesta!”.