Plaza Nueva

  • Diario Digital | jueves, 18 de julio de 2019
  • Actualizado 19:07

PITILLAS

Catorce imputados por la Policía Foral por delitos contra la seguridad vial, nueve de ellos por conducir sin carné

Catorce imputados por la Policía Foral por delitos contra la seguridad vial, nueve de ellos por conducir sin carné

Catorce personas han sido imputadas en los últimos días por la Policía Foral como presuntos autores de delitos relacionados con la seguridad en el tráfico. Nueve de ellos conducían a pesar de carecer de permiso, por haber perdido todos los puntos o no haberlo obtenido nunca, y el resto superó la tasa máxima de alcohol autorizada, triplicándola en un caso.

Los imputados por conducir con el permiso retirado por perder la totalidad de los puntos son un vecino de Tafalla y otro de Pamplona, ambos de 19 años, que fueron interceptados en controles instalados los días 8 y 9 de mayo en la PA-34, a la altura de Berriozar, y en Pamplona, respectivamente, así como un vecino de una localidad de Tierra Estella de 31 años que el día 7 fue sorprendido por una patrulla cuando circulaba por un arcén de la carretera NA-1110 en Estella. Al verificar su documentación los agentes comprobaron que su permiso había perdido la vigencia porque había perdido todos los puntos.

Por la misma razón fueron imputados un vecino de Pamplona de 65 años, interceptado el día 6 en un control en un polígono industrial de la capital; un hombre de 54 años residente en Tafalla cuya documentación fue verificada en un control instalado el día 5 en la carretera N-121 (Pamplona-Tudela) en Olite, y un vecino de Tudela de 43 años que el día 3 fue invitado a detenerse en un control de seguridad ciudadana situado en el casco urbano de Tudela. Los policías forales descubrieron que había perdido los puntos de su carné al revisar la documentación.

Además, la Policía Foral ha imputado a dos personas por circular pese a haberles sido retirado el carné por pérdida de los puntos cuando les iban a comunicar que habían sido sancionados administrativamente por cometer una infracción de tráfico. Se trata de un vecino de Orkoien, de 22 años, imputado el 6 de mayo cuando circulaba por un polígono industrial de Pamplona, y un residente en Noain, de 54 años, que fue interceptado en la Ronda de Pamplona (PA-31) en Galar.

Finalmente, agentes de la Policía Foral observaron un coche que el día 4 de mayo circulaba por Mutilva a una velocidad anormalmente baja y con un alumbrado incorrecto. Su conductora, una mujer de 37 años con domicilio en Pamplona, no había obtenido nunca la licencia.

Cinco alcoholemias positivas

Los agentes que el día 7 atendían un control situado en Aizoain percibieron síntomas de consumo de alcohol en un vecino de un concejo de la Comarca de Pamplona, de 46 años. La prueba de etilometría demostró que triplicaba el índice máximo autorizado y fue imputado.

También sobrepasaron la tasa permitida un residente en Berrioplano, de 49 años, al que le fue practicada la prueba en un control instalado en la localidad el día 7 de mayo; y un vecino de Cascante, de 44 años, imputado el día 5.