• Diario Digital | Miércoles, 15 de Agosto de 2018
  • Actualizado 21:06

TUDELA

El Ayuntamiento de Tudela traslada una queja formal a la Delegación de Gobierno por el desvío de tráfico pesado de la N-232

El consistorio pide una solución alternativa que no congestione la circulación en la N-121 C y que pueda aplicarse en enero.

N-121 C a la altura de Tudela. Foto: Blanca Aldanondo.
N-121 C a la altura de Tudela. Foto: Blanca Aldanondo.
El Ayuntamiento de Tudela traslada una queja formal a la Delegación de Gobierno por el desvío de tráfico pesado de la N-232

El Ayuntamiento de Tudela ha trasladado una queja formal a la Delegación del Gobierno en Navarra en relación con el desvío de vehículos pesados de la N-232 y la A-68 a su paso por Tudela, para ser derivados a la AP-15.

El consistorio ha trasladado a Carmen Alba que, desde el 29 de noviembre, una de las entradas principales de Tudela se ha visto afectada sobre manera por el tránsito de vehículos pesados en un entorno en la que se produce además la confluencia del Hospital Reina Sofía, el IES Valle del Ebro y el Centro Politécnico ETI (sumando entorno a 2.000 alumnos entre ambos), la comisaría de la Policía Foral y un polígono de servicios.

Este tránsito de vehículos está generando actualmente, en jornadas lectivas, no sólo momentos de ostensible retención y atasco en la circulación, sino incluso situaciones de riesgo al colapsarse el carril de deceleración de la A-68, provocando la presencia de vehículos parados en una vía de alta densidad y velocidad como la citada, según ha trasladado el Ayuntamiento.

El alcalde, Eneko Larrarte, ha tenido un diálogo constante con Gobierno de Navarra para tratar de que éste logre que el Ministerio de Fomento reconduzca la decisión adoptada de manera unilateral sin contar con el municipio a quien está ocasionando los mayores problemas.

Se ha solicitado a la delegada del Gobierno en Navarra que transmita al Ministerio de Fomento así como a la Jefatura de Tráfico tanto el "riesgo existente como el malestar ocasionado hasta la fecha y la exigencia de que adopten una solución alternativa antes del inicio de la actividad ordinaria en enero, antes de que haya que lamentar ningún incidente serio".

Igualmente, desde el Ayuntamiento se agradece la predisposición de Policía Foral y Municipal en la búsqueda de soluciones y en el despliegue de dispositivos para minimizar los riesgos ocasionados por la decisión del Ministerio.