• Diario Digital | Domingo, 19 de Agosto de 2018
  • Actualizado 09:20

ALFARO

Los alfareños estrujan unas frescas fiestas de Primavera por san Isidro

El mercado barroco, las actividades musicales y los encierros de toros fueron los ejes del programa de las 48 horas de las primeras fiestas del año en Alfaro

Los encierros de toros fueron uno de los atractivos de las fiestas alfareñas.
Los encierros de toros fueron uno de los atractivos de las fiestas alfareñas.
Los alfareños estrujan unas frescas fiestas de Primavera por san Isidro

A pesar de la aparición para nada deseada del frío y de esporádicas lluvias, los alfareños y sus cientos de invitados disfrutaron durante el fin de semana con la intensidad que requiere su brevedad de las fiestas de Primavera por San Isidro.

En la tarde del viernes, con las 20 horas en el reloj, los jugadores del juvenil del CD Alfaro lanzaron el chupinazo como reconocimiento del Ayuntamiento por su ascenso a categoría nacional. Después, la charanga repartió los bailes festivos por las calles del centro, antes de que la música se apoderara de la noche con fiestas y conciertos en varios pubes y locales -como Sherpa en el Dolby-. Y con la fiesta de pinchadiscos organizada por el Consejo de la Juventud, que reunió a cientos de jóvenes en la placeta San Francisco con el lema 'Más orgullosos que nunca'.

Despertando al sábado, el mercado barroco se convertía en la plaza de España el eje desde el que se repartía el ambiente entre el torneo de petanca o de babybasket hasta la hora del vermú y la paellada popular. El primer encierro de toros, con algún susto, llenó la tarde para viajar a una noche ya con temperaturas frías, que afectó a la asistencia al concierto de La Regadera. Aún así, los de Miranda lo dieron todo en la placeta San Francisco.

El encierro de toros abría el domingo la tercera jornada festiva, seguido de la exhibición del grupo Recortadores Veteranos, que recaudó 6.315 euros a favor de la Asociación Española Contra el Cáncer. El mercado barroco con una docena de oficios antiguos y una treintena de puestos atrajo al público para llegar a la tarde con el tercer y último encierro de toros y varios conciertos en la calle que ponían la última nota a estas fiestas.

Polémica posterior con la fiesta del Consejo

Pasadas las fiestas, llegó la controversia con esta fiesta después de que PSOE e IU reprocharan el “intento” de la alcaldesa de que no mostraran simbología LGTBI, como sí ocurrió. La primera edil, Yolanda Preciado, defendió que no “marcaran diferencias en una fiesta inclusiva”. Ajenos a la polémica posterior, todos los participantes la disfrutaron y el Consejo repartió pulseras, pegatinas y banderas del Orgullo Gay.