• Diario Digital | Martes, 19 de Marzo de 2019
  • Actualizado 06:32

RIBERA

Agradable mañana de camino a Javier

Cerca de 2.000 riberos según datos de Policía Foral caminan durante esta mañana de camino a Javier en la tradicional Javierada.

Grupos riberos en la Virgen del Yugo
Grupos riberos en la Virgen del Yugo
Agradable mañana de camino a Javier

El año pasado veníamos de una fuerte y sorprendente nevada que había convertido la arena bardenera en barro, que complicó el caminar de los peregrinos y dificultó el camino para los vehículos de apoyo. Este año, el desierto de las Bardenas aguardaba con cierto fresco matutino y unas pizcas de viento a la entrada de este paraje natural a los cerca de 2.000 riberos que atravesarán entre hoy y mañana este lugar, según datos de la Policía Foral. Desde diferentes grupos, pero todos con buen ambiente y entusiasmo (al menos en las primeras horas de la mañana) caminaban repartidos en 25 grupos: 17 localidades riberas y 8 de Tudela.

Javierada 2019 - 3

Los primeros grupos que nos hemos cruzado han sido los de Castejón, Cintruénigo y Fitero, que iban entremezclados adelantando los que llevaban mejor ritmo. Mientras, desde Protección Civil de Cintruénigo aguardaban en un paso que estaba inundado por un torrente de agua para ayudar en el paso por entre unos ladrillos. Por otro frente avanzaban los valtierranos, con alegría, entre risas y con la simpatía que les caracteriza saludaban y pensaban en el almuerzo que se iban a clavar unos metros más adelante.

Javierada 2019 - 2

No muy lejos de allí, desde Arguedas y Ribaforada se entremezclaban los grupos en una bonita fila de peregrinos, mientras el resto de la comitiva iba llegando a la Virgen del Yugo a rezar... y sobre todo, a almorzar. Allí estaban los pinches de siempre a tope con las brasas para preparar unas chistorras, panceta, costillas y todo lo que se les ocurría. Los jóvenes del grupo Queztal llegaban al aparcamiento e iban recogiendo sus respectivos bocadillos. Los de Monteagudo, sentadicos en una mesa bien recogida, veían como les iban haciendo sus huevos fritos en un caldero, aunque el viento les había apagado el fuego y algunos parecían salir cocidos. Y como siempre, los de Murchante se dejaban notar. Tres mesas completas, decenas de colaboradores, comida para Murchante entero y tres cantantes que más los quisieran tener en Operación Triunfo. Además, sus rosquillas estaban riquísimas.

Un poco más arriba y a unos cuantos metros de los murchantinos, competían los cascantinos por ser el pueblo que más peregrinos llevase este año a Javier. Y a la que terminaban de almorzar, los de Fontellas enfilaban el interminable camino bardenero.

Los de Ablitas apuraban hasta última hora para echar un trago de vino en bota y el resto de grupos de Tudela también arrancaban el sendero mientras los colaboradores iban limpiando y devolviendo la tranquilidad cotidiana de la Virgen del Yugo.

Todavía les quedan un par de etapas y unos cuántos kilómetros, pero el tiempo este año acompaña y con esta compañía bien agradable se hace esta caminata. 

Javierada 2019 - 5